Tener cuidado del trabajo #FETSCoopera

Hace unas semanas nuestra socia Mireira Parera conversó con en Miquel Carrillo para hacer un podcast sobre cuidados, entornos laborales y economía social solidaria. Este podcast, bajo el título “Tener cuidado del trabajo”, se incluye en un programa de radio que ha impulsado FETS, con el apoyo del ACCD (Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo) y la colaboración de Lafede.cat. Ahora recuperamos una parte del texto y el audio por si todavía no lo habéis podido escuchar.

Texto publicado originalmente en Fetscoopera.org

En el imaginario clásico el entorno laboral es un espacio desarrollado de conflictos, enfrentamientos y, sobre todo, mucho de estrés. El mundo de la economía social y solidaria no tiene por qué ser diferente, pero el que sí que es seguro es que la economía social y las entidades que se dedican proponen soluciones propias a estas problemáticas. Soluciones basadas en valores como por ejemplo la igualdad, el apoyo mutuo, la democracia interna o la responsabilidad eco-social.

Hoy en #FETSCoopera  hablamos con Mireia Parera y Jesús Carrión. Mireia Parera es una de las nueve socias de la cooperativa Fil a l’agulla, especializada en acompañamiento personal y relacional, mediación y resolución de conflictos. Jesús Carrión, por su parte, es el coordinador de una de las cooperativas de abogados/as con más trayectoria del país en cuanto a la asesoría legal a colectivos de trabajadores: el Col·lectiu Ronda.

La naturaleza de los servicios ofrecidos por ambas cooperativas nos da ya de entrada una pista sobre el enfoque que adopta  la economía social y solidaria hacia los servicios de mediación y resolución de conflictos. No estamos hablando sólo de resolver “conflictos laborales” sino que, si aplicamos los valores de la economía social, hay que ir más allá y empezar a hablar de cuidados.  Esto implica conseguir no con sólo que los derechos de las personas que conforman una comunidad o colectivo sean efectivos y respetados a todos los niveles (derechos laborales, derechos sexuales, etc.), sino que hay que ir más allá y  trabajar para garantizar la sostenibilidad emocional de las personas y de las organizaciones.

En este sentido, Mireia nos explica que, cuando una entidad requiere una mediación, más allá de resolver el conflicto puntual de manera convencional,LO que cuenta es conseguir hacer entrar las personas en un proceso de entender las motivaciones y necesidades de la otra persona. Con este objetivo, Fil a l’agulla utiliza la psicología orientada a procesos para obtener una presa de conciencia mediante la creación de espacios donde las partes puedan expresar aquellas sensaciones que a menudo quedan escondidas bajo la alfombra durante el día a día. Este proceso, a pesar de que quizás es más lento, permite abrir la puerta a generar oportunidades de cambio y a crecer como organización y como personas.

Podéis leer el artículo entero en el enlace original. ¡Y aquí tenéis el audio porque escucháis el programa!