Los cuidados en el centro

En Fil a l’agulla hace mucho tiempo que trabajamos hacia dentro y hacia fuera por la centralidad de los cuidados. Hacia adentro porque la cooperativa, en tanto espacio laboral, necesita una mirada y unas herramientas que nos permitan saber cómo estamos, poner el bienestar de las socias y trabajadoras en el centro, compaginar las tareas productivas con la sostenibilidad de la vida. No podríamos acompañar otras organizaciones sin nuestra práctica cotidiana de abordar conflictos, pensar cómo nos organizamos como equipo, o gestionar el estrés … Hacia fuera, Fil a l’agulla hace años que trabaja codo con codo con cooperativas, entidades y organizaciones de diferentes tipos que deciden abordar sus conflictos y trabajar de manera más sostenible a nivel humano.

Estos procesos dentro y fuera han tenido su fruto a lo largo de este año que termina. Se trata del proyecto “Haciendo realidad los cuidados dentro de las cooperativas de trabajo asociado”, una iniciativa que cuenta con el apoyo del Comisionado de Economía Social y Solidaria del Ayuntamiento de Barcelona y que nos ha permitido tres cosas: ordenar las ideas y los aprendizajes que teníamos sobre este tema; dar un vistazo al panorama dentro del mundo de las cooperativas; y ofrecer una propuesta para que otras organizaciones puedan empezar a trabajar en este sentido. Así, el pasado 9 de diciembre hicimos en la sede de la Federación de Cooperativas de Trabajo de Cataluña una Jornada de Presentación de los resultados de este proyecto con otras cooperativas con las que reflexionar sobre cómo ponemos los cuidados en el centro, y en la que presentamos el Manual de Autodiagnóstico.

Los aprendizajes

Pensar qué son los cuidados nos ha obligado a sistematizar y ordenar la experiencia acumulada, una tarea que a veces no encuentra lugar en las organizaciones, a la hora que nos ha ayudado a agradecer todo el legado que desde los feminismos hemos recibido a la hora de abordar los cuidados: la interseccionalidad y las discriminaciones, el valor de las cosas que no parecen productivas, la consideración de las relaciones de poder … Esta recopilación nos ha llevado a hacer nuestra lista de los aspectos que debemos considerar cuando hablamos de cuidados, en un marco teórico que queremos compartir y seguir ampliando.

La exploración

El proyecto nos ha permitido poner en marcha un proceso de indagación con otras cooperativas de sectores productivos muy diferentes, y con trayectorias diversas. Algunas de ellas habían trabajado con Fil a l’agulla, otros no. Mediante cuestionarios y entrevistas en profundidad hemos hecho un retrato del mundo cooperativo que no pretende ser generalizable, pero que sí consideramos significativo, por las pistas que nos aporta en relación a los cuidados.

Con esta exploración hemos detectado la fortaleza de la visión que tienen las cooperativas, y el valor del trabajo en equipo, al tiempo que hemos constatado carencias a la hora de crear mecanismos para incorporar los cuidados. Por ejemplo la existencia de espacios informales pero no estables para abordar los malestares, o la preferencia por liderazgos horizontales que terminan generando problemas de estrés o conflictos intratables, la ausencia de protocolos y de formación para temas importantes … Estrategias que son importantes y que marcan la diferencia desde el punto de vista de los cuidados.

El Manual de Autodiagnóstico

Todo ello nos lleva a ofrecer esta herramienta para las cooperativas que quieran iniciar su camino hacia la centralidad de los cuidados. El Manual es un documento en el que explicamos de manera sencilla nuestro marco teórico y esta lista de áreas en las que nos hemos de parar cuando queremos hablar de cuidados: trabajo en equipo y emociones; visión; liderazgo y uso del poder; gestión de los conflictos; organización interna y gobernanza; dinámicas de discriminación y gestión de las agresiones; estrés; y sistemas de retroalimentación.

Mediante un proceso de trabajo interno y un cuestionario, el Manual detalla los pasos a seguir para obtener un primer retrato e identificar las fortalezas y debilidades de cada organización. Si está interesadas en iniciar una reflexión de este tipo a su cooperativa, puede ponerse en contacto con nosotras para facilitarle las herramientas, de manera gratuita.

El proceso no está terminado, pero nos sentimos orgullosas de haber ordenado nuestro conocimiento, y de haber iniciado estos diálogos con organizaciones que al igual que Fil a l’agulla están abriendo camino para convertirse en espacios de transformación social.