La emergencia sanitaria que estamos viviendo nos ha llevado, también a nosotras, a reflexionar y tomar las medidas necesarias para poder continuar con nuestra labor con seguridad y sin perder calidad.

En este sentido os queremos informar que en Fil a l’agulla no hemos parado nuestra actividad y que seguiremos activas dando servicio respetando todas las recomendaciones de seguridad. Nosotras también nos quedamos en casa.

Entendemos esta crisis desde su visión más global, como la manifestación de una parada de la humanidad y de todo un sistema colapsado que, si bien está siendo y seguirá siendo una tragedia a muchos niveles, también podrá ser una oportunidad a muchos otros.

Internamente estamos encarando la crisis con un fuerte sentido de la responsabilidad. ¿Cuál es nuestro papel en este nuevo escenario? ¿Qué podemos aportar? ¿Cómo podemos velar por la sostenibilidad del proyecto con esta situación donde las prioridades están cambiando? ¿Cómo integramos la vía telemática a los cuidados, las terapias, la facilitación y la transmisión de conocimiento?

Lo que tenemos muy claro es que ponemos Fil a l’agulla al servicio de la crisis que estamos viviendo. En este sentido, incrementaremos la producción de artículos y materiales de ayuda que pondremos a disposición de todo aquel que lo necesite en abierto.

En esta misma línea, nuestros servicios terapéuticos están accesibles telemáticamente y estamos preparando una línea de apoyo gratuito dirigida a profesionales que se encuentran en primera línea así como para aquellas personas en situación vulnerable que estén sufriendo con más intensidad los estragos de esta crisis . Tenemos muy presentes las personas que están muriendo solas y sus familias y seres queridos que no las pueden acompañar.

Paralelamente, estamos trabajando para mantener la sostenibilidad del proyecto, buscando maneras de hacer frente a esta situación. Ahora más que nunca es el momento de la creatividad, la innovación y la adaptabilidad. Pronto lanzaremos un “Catálogo de propuestas en tiempo de confinamiento”, que dé respuesta a las necesidades del momento, accesible y que nos permitirá continuar nuestra actividad de forma segura y sin que se vea comprometida su calidad.

Queremos aprovechar para agradeceros la confianza también en estos tiempos de incertidumbre, confinamiento y contacto telemático. Sentimos la comunidad más cercana que nunca.

Mucha salud y fuerza.

Fil a l’agulla