Porque somos seres inter y ecodependientes, debemos poner la vida en el centro | Entrevista - Fil a l'agulla

Porque somos seres inter y ecodependientes, debemos poner la vida en el centro | Entrevista

En 2021, Fil a l’agulla a presentó el primer proyecto Singulars para apoyar la incorporación de la perspectiva ecofeminista en el mundo de la covivienda,  un nuevo modelo de vivienda que promueve nuevas relaciones, más conscientes y armónicas, con el territorio y entorno. Nos adentramos en el corazón de esta iniciativa con Mireia Parera, coordinadora del proyecto.

Cómo nace la iniciativa del proyecto?  Qué experiencia teníais en el mundo de la covivienda? 

Ésta ha sido un área de trabajo en la que Fil a l’agulla se ha ido desarrollando a lo largo del tiempo y que, en 2018, dio como fruto la creación de Perviure, una cooperativa integrada junto a Celobert y Coopdemà, y orientada a acompañar y apoyar procesos de vivienda colectiva que tuvieran en cuenta el cuidado de las personas, las relaciones y el proyecto de una manera integral. En el 2021, iniciamos el acompañamiento de tres proyectos de covivienda en cesión de uso y esto se convirtió en un momento clave para tomar conciencia y plantearnos cómo podíamos continuar en esta línea, trabajando juntas para ir co-construyendo en los diferentes. marcos de experiencia y valores, y forjar una metodología integral de trabajo.

Se trata de un proceso de innovación que nos lleva a hablar mucho de los qués y también de los cómos.

Y en este proceso, ha visto necesario incorporar la mirada del ecologismo y el feminismo en el mundo de la vivienda. ¿Por qué?

La pandemia del Covid ha puesto de manifiesto, de nuevo, la necesidad de mirar al mundo desde estos parámetros. Entendernos interdependientes, ver la necesidad del vínculo, las relaciones y construir más comunidades, en un sentido amplio. Y entendernos también como seres ecodependientes, porque dependemos de la naturaleza para respirar, alimentarnos, para sobrevivir. De ahí la importancia de poner la vida en el centro, la de todos los seres vivos y de todo lo que permite la vida en el planeta.  

¿Cómo influyen y cómo aportan los feminismos?

Los feminismos llevan a revisar todas las prácticas profesionales, aportando una mirada de género interseccional. Revisar cómo las profesiones más técnicas y tradicionalmente más ligadas a los hombres y al mundo masculino pueden tener una mirada más amplia, que tenga en cuenta los feminismos interseccionales y que ponga en valor lo que tradicionalmente se ha considerado femenino, es una de las maneras. Como comunidades, también implica tener en cuenta, en igual medida, los aspectos tangibles e intangibles del proyecto, lo que conocemos como cuidados. De ahí la propuesta de realizar un manual de cuidados a las comunidades como uno de los objetivos del proyecto.

¿Y la mirada ecológica?

Nos inspiramos mucho en los planteamientos de la ecología profunda de Arne Naess, la ecosofía de Félix Guattari y la teoría endosimbiótica, en la que Lynn Margulis expresa que el motor evolutivo y el origen de la gran diversidad de los seres vivos tiene su origen en la simbiogénesis, en la cooperación entre especies.

Desde la ecosofía, la covivienda en la dimensión mental, se plantea una organización de la vida más allá de la individualidad, con conciencia de nuestra interdependencia, y se generan pequeñas comunidades de soporte. Respecto a la dimensión social, los proyectos pueden convertirse en germinadores de nuevas dinámicas locales de ecología profunda como el consumo agroalimentario, el autoconsumo alimentario, la soberanía y el agrupamiento de comunidades energéticas, una movilidad compartida, el ahorro y reutilización de agua, etc. Y, por último, en la dimensión ambiental, las edificaciones destinadas a la covivienda se pueden construir utilizando materiales de mínima huella ecológica, con criterios de mínima demanda energética y, potenciando la captación de energías renovables, la construcción de cubiertas verdes y la reutilización de aguas pluviales.

Este abordaje holístico es posible gracias a la implicación de las diferentes entidades socias que forman parte del proyecto. ¿Cómo se creó ese equipo intercooperativo y multidisciplinar?

Queríamos complementar el proyecto con entidades y cooperativas que fueran expertas en otras áreas necesarias para el desarrollo de los proyectos de co-vivienda o bien en feminismos, ecología o ecofeminismo. Así, nos unimos desde Perviure, como gestora experta en la covivienda con perspectiva inter y multidisciplinar; Fil a l’agulla, expertas en el acompañamiento a las personas, relaciones y comunidades en el ámbito más intangible de la vida desde una perspectiva feminista; Coopdemà una cooperativa experta en el ámbito económico; y Celobert, expertas en la arquitectura y urbanismo sostenible. También se invitó a Equal Saree para que nos ayudara a incorporar más la visión feminista en la arquitectura y el urbanismo; l’Apòstrof, en el ámbito de la comunicación; Iacta, en el ámbito jurídico y revisarlo con visión feminista; y Espai Ambiental, para seguir profundizando en la mirada ecologista.

A raíz de este trabajo, ¿cuáles son los objetivos comunes del proyecto? ¿Hacia dónde nos puede llevar la covivienda con mirada ecofeminista?

Hemos iniciado las acciones recientemente, así que apenas estamos haciendo este trabajo de poner en común este marco, estas ideas y perspectivas. La coviviendapromueve un nuevo modelo de convivencia entre las personas que habitan y una relación con el territorio y el entorno. Por este motivo, llevar el ecofeminismo a la co-vivienda significa promover un modelo que aplique estos valores puertas adentro y puertas afuera. Que sirva de modelo e inspire al entorno a tener actitudes y prácticas más ecológicas y feministas. Es de aplicabilidad hacia las personas que habitan los proyectos y hacia las comunidades y entornos vecinales, con un efecto multiplicador. Y de la misma manera, debe servir para que todas las cooperativas del sector que proveamos servicios a la covivienda, incorporemos también más y más esta mirada, o aquella que nos falta, para ser más ecológicas y feminismos en nuestras prácticas y actitudes como profesionales.

Puedes leer más sobre el proyecto de incorporación de la mirada ecofeminista a la covivienda aquí.