SomEnergia pone “fil a l’agulla” en su equipo

Os compartimos una noticia publicada en el web de SomEnergia donde explican su experiencia con nuestra socia Anna Espadalé, que ha acompañado este equipo durante varias sesiones. A través de la facilitación y la gestión de conflictos, con las compañeras de SomEnergia hemos podido construir espacios seguros en los que abordar las necesidades relacionales y organizacionales. Gracias por la confianza, en nosotros y en vosotros como equipo!

«Somos personas.

El Equipo de Trabajo de SomEnergia somos un grupo de personas que procuramos, cada día, dar el mejor de nosotros mismas para mantener la maquinaria de este proyecto tan estimulando en marcha.

Este equipo de trabajo, que ha crecido muy rápidamente, de 7 a 70 personas en los últimos cinco años, abraza cada vez más diversidades. Y estas diversidades, de vez en cuando, hacen aflorar conflictos.

De entrada podría parecer contradictorio el hecho de dar el mejor de nosotros y vivir conflictos fruto de nuestras diferencias, pero ¡es justo aquí donde nace el aprendizaje!

Los conflictos son naturales y son una expresión de la diversidad del grupo. Tener interés por su potencial en vez de querer evitarlos, o pensar que no tendríamos que tenerlos, nos ayuda a hacerlos visibles. Cuando los gestionamos, nos aportan cohesión, nos hacen crecer, y nos acercan y conectan al sentido de aquello que compartimos.

Así, intuyendo que el equipo de trabajo necesitaba empezar a incorporar nuevas herramientas enfocadas a la facilitación de conflictos, pedimos a la cooperativa Fil a l’agulla, el enero de este año, que nos acompañara para hacer juntas este primer paso. Hemos empezado a formarnos para tener una noción común de qué son los conflictos, incorporar herramientas para mejorar la forma de gestionarlos y hacer una compilación de aquellas tensiones que percibimos en el momento actual.

El acompañamiento lo hemos hecho de la mano de Anna Espadalé mediante tres sesiones, cada una de ellas dividida en tres grupos, pues ahora ya somos muchas. Algunos de los temas que nos generan inquietudes y hemos compartido en las diversas sesiones son el modelo de crecimiento de la cooperativa; el estrés y la sobrecarga de trabajo; la toma de decisiones; el reconocimiento de la responsabilidad; la autogestión del trabajo; las relaciones de poder; los salarios; y las tensiones entre los órganos de la cooperativa.

Finalmente, en el Encuentro Estratégico del Equipo Técnico que hacemos a finales de cada curso, disfrutamos de una sesión plenaria donde todos y todas las trabajadoras compartimos sentimientos y emociones en relación al grupo y el proyecto del cual formamos parte. ¡Fue muy intenso y mágico!

Dada la buena acogida de estos espacios de reflexión, autoconocimiento y aprendizaje, ¡hemos decidido que seguiremos andando con Fil a l’agulla, al menos durante un tiempo! Esta es una apuesta que tiene que ver con los valores de la Economía Social y Solidaria para poner la parte humana al centro de todo aquello que soñamos, hacemos y construimos.»