“Conocer más acerca de mi vocación, de para qué educo, fue muy importante para sentirme con fuerza durante el año”

Neus conoció a Lukas en un seminario de trabajo de procesos en Zurich. Llegó a Barcelona entusiasmada con el programa de Educadores/as y maestros/as empoderadas. A los dos meses teníamos aquí a Lukas, el creador del programa, explicándonoslo.

Después de haber visitado tantas escuelas y espacios vinculados a la educación y haber escuchado a tantas educadoras y a tantas profes lo dificil que es a veces trabajar en la educación, pensamos que valía la pena traer este programa aquí. Todavía no habíamos cursado la formación. Pero hubo algo que nos inspiró profundamente y dijimos…si! Traigamos este programa a Cataluña.

Durante el año siguiente nosotras recibimos la formación. Y uaaao. Sabeis? Para mi fue un apoyo durante todo el año. El espacio formativo y apreneder a darme soporte a mí misma, fue muy importante. Dar más legitimidad a lo que pienso, incluso tener más claridad sobre lo que pienso y siento. Porque,  a veces, cuando educo, se me olvida que tengo unas espectativas.

Conocer más acerca de mi vocación, de para qué hago lo que hago y como traer esto al grupo fue muy importante para sentirme con fuerza durante el año. Los ejercicios me ayudaron a desencallar algunos casos concretos que me estaban haciendo sufrir. De estos con los que te vas a la cama y no puedes parar de darle vueltas. Que bien me fue tener un espacio en el que aprender de eso! E irme a la cama tranquila!

Esta formación es también un antidoto para el “quemarse”. Lo dice el título: para coger fuerza, para empoderarse. Porque educar…uaaaa…es un reto. Pero eso no quiere decir que tengamos que entomarlo sufriendo.

Así es que si estás en contacto con el mundo de la educación, te recomiendo esta formación. Creo que es una formación que tendría que estar subvencionada por el Departament d’Educació.

Sara Carro